Dácil cumple 1 año

23 01 2009

cumple1

22 enero 2009

 

Dácil cumple un año.

Y eso es un pequeño milagro.

 

Llevo toda la semana recordando los días inciertos de principios de 2008. Lo surrealista que resultó ser el hecho de tener cita para parir (acordamos que me provocarían el parto el martes 22 de enero); las visitas a la UCI de neonatología, ver a Dácil tan pequeñita, llena de tubos; el alarma que sonaba cada 15 minutos, recordando a las enfermeras que había que limpiar e hidratar el tubo que le sacaba las mucosidades del esófago; esperando los resultados de las reuniones de cirujanos y cardiólogos que no se decidían si operarla o no…la sensación de total abandono y traición cuando nos dijeron que sería mejor para ella no seguir viviendo…y la esperanza que sentimos cuando la operaron el mismo día que llegó a Nijmegen.

 

Tengo una sensación de victoria. Como si parte del pasado año hubiera tenido lugar en un campo de batalla.

 

Dácil no tiene ni idea, pero la medalla de oro que lleva le sienta de maravilla.

 

Advertisements




Yone tiene ordenador

19 01 2009

 

Parecía como si hubieran venido los Reyes. Salí un momento para hacer unas compras y cuando volví me gritaba Yone desde lo alto de la escalera

-¡Mami, mira, tengo un ordenador!

(en español)

En el salón había una caja enorme donde cabían Yone+Dácil+Chucho fácilmente.

Y de la caja salió un ordenador portátil de juguete para Yone y para Dácil un columpio con resorte para saltar que van fijado en el marco de la puerta. ¡Una maravilla!

Gracias compadres.





Dácil tiene la varicela

19 01 2009

varicela-bano18 enero 2009

Yone la tuvo el día 2 de enero. Dicen que tiene un tiempo de incubación de 15 a 20 días. Fue cuestión de seguir el calendario. 2+15=17 de enero.

Y además Dácil tiene otra cosa nueva: una especie de asiento para la bañera. Como no se sabe sentar sola aún, tengo que aguantarla siempre con una mano debajo del cuello y los hombros y me queda solamente una mano para el jabón, toalla…un rollo.

Con este ‘trono’ se encuentra sujeta y reclinada, es una comodidad para ella y yo tengo las manos libres para hacerme la manicura o depilarme las cejas mientras tanto…

Un invento revolucionario sin duda.





Yone patina, o al menos lo intenta

15 01 2009

patinando

Domingo 11 de enero 2009

Este domingo ha sido un domingo excepcional; nos ha traído recuerdos de antaño, de cuando los mares se congelaban y los profetas caminaban sobre las aguas.

De cuando mi padre se ató las cintas de cuero de su primer par de patines de hielo de madera o de cuando me enseñó a mí a patinar por primera vez por los canales de Amsterdam (también con patines de madera).

Recuerdos de paisajes invernales de pintores del siglo XVI como Avercamp o Brueghel en cuyos cuadros siempre se ve una muchedumbre patinando y disfrutando. Estampas típicas. Oud Hollandsche Taferelen.

Alquilamos un coche, nos llevamos un termo con chocolate caliente y pa’lante.

A Yone, que tiene un 50% de sangre holandesa, todo esto del hielo le parecía fascinante, pero una vez puestos los patines se dio cuenta de que el hielo, a ver, cómo decirlo: Mami, ¡resbala!

Pero es un hombre y tiene su orgullo…(y un 25% de sangre española) y se aferró a la sillita y patinó lo que pudo.

Menos mal que vino Joost y trajo un trineo…Es infinitamente más cómodo que mami tire del trineo (aunque a mami le parezca incomodísimo tener que patinar tirando de él). Y menos resbaladizo. Y menos cansado. Eso sí: te da más frío.

Como ya dije, fue un día muy especial. Tanto hielo, tan grueso, sol, amigos y chocolate caliente.

(la película la hizo Yone desde el trineo y el chico de negro que nos adelanta es Joost)





Dácil mueve los pies

14 01 2009

Cuando Dácil está contenta mueve los pies y las piernas vigorosamente. Mientras expresa su bienestar aprovecha para hacer todo tipo de ejercicios que la están preparando para las próximas fases: sentarse, gatear, caminar…

Tiene unos abdominales que dan envidia





las vías del tren en Westerbork

5 01 2009




Navidades en Drenthe

5 01 2009

 

tractor-drentheDiciembre 2008

 

Pasamos las navidades en Drenthe, una provincia al norte de Holanda, cuya capital es Assen, la cuna del motociclismo. Alquilamos una casita coqueta situada en los bosques alrededor de un pueblo llamado Norg.

Lejos de internet, teléfonos y otros medios que dan acceso al mundo exterior.

Paseamos por los bosques, preparamos deliciosas cenas, nos dimos baños finlandeses (había una sauna) y nos enganchamos (después de acostar a los niños) a una serie en dvd que nos prestó Babette: Carnivale.

Visitamos un zoológico, pero hacía tanto frío que sólo los pinguinos parecían pasárselo bien. Vimos dos osos letárgicos a punto de hibernar, bisontes y alces y un jardín interior lleno de mariposas.

Nada espectacular, vaya.

El último día visitamos el antiguo campo de concentración de Westerbork. Un campo de transición, desde donde todos los martes salía un tren hacia alguno de los campos de exterminio: Auschwitz, Bergen-Belsen, Sobibor, Dachau…

Anne Frank estuvo en Westerbork antes de ser transportada a Auschwitz, y luego a Bergen-Belsen donde murió.

Intentar explicarle algo de esto a Yone es un reto. Aún es muy pequeño. Le causó impresión la vía del tren, pero claro, ¿dónde estaba el tren?

Una vez en casa, antes de acostarse, me explicó lo siguiente:

 

el hombre malo estaba muy enfadado y mandó a la gente a subirse al tren; luego vinieron los ‘piuw-aviones’ (piuw es una onomatopeya que usa para designar balas, bombas, pistolas y demás artilugios bélicos) y vino el artista (el que hizo el monumento de las vías) y le dijo al hombre malo que eso estaba mal…

 

está claro